martes, 4 de enero de 2011

EL DODO DICE: OAXACA EN RESISTENCIA

POR.- RAÚL GÓMEZ MIGUEL

Acabó la fiesta y empezó la resaca. Cada vez se complica más la improbable vida democrática del país, auspiciada por los partidos políticos y las inmensas cortes a las que enriquecen. En una década Acción Nacional, el Revolucionario Institucional y el de la Revolución democrática le han costado a los mexicanos 23 mil millones de pesos, reportó el Instituto Federal Electoral. En esa tesitura vamos a terminar superando uno de los grandes fracasos de nuestra historia a un precio escandaloso. ¿La ganancia? Que cada cual la mida en su circunstancia.

El estado de Oaxaca es un buen termómetro para medir la salud del sistema partidista. Justo en los minutos inaugurales del año nuevo, la sucesión de mando, avalada en una serie de elecciones surrealistas, ingresó a la larga lista de los riesgos y desastres acuñados en el “respeto de la voluntad ciudadana”, mostrando el cauce de las dificultades por venir.

El saldo de la transmisión de poderes en Oaxaca el primero de enero de 2011 en los 570 municipios del estado fue de siete personas lesionadas por arma de fuego y machete, dos automóviles incendiados, 17 palacios municipales tomados —donde se tomó posesión en sedes alternas—, carreteras bloqueadas por horas y una tensión en 48 municipios donde el Congreso Local nombró administradores municipales, sustituyendo así a los ediles.

El nombramiento de los administradores municipales se dio debido a que las autoridades electorales anularon las elecciones por diversas irregularidades y en esos 48 municipios existen pugnas internas por el poder municipal. El Instituto Estatal Electoral (IEE) tendrá que convocar a nuevas elecciones en esos poblados.

En el marco de la toma de protestas de alcaldías, el día 31 de diciembre de 2010 en la comunidad de San José Tenango en la Sierra Mazateca de Oaxaca, en límites con el estado de Puebla, un grupo de priístas atacó, presuntamente, a balazos y machetazos a siete militantes del Partido Revolución Democrática (PRD), tres de ellos de se encuentran graves.

El agente del Ministerio Público de Huautla de Jiménez, Esteban Maldonado Altamirano, explicó que los habitantes heridos de bala en esa agresión son Hermenegildo García, Heladio Zaragoza García y Joaquín García Cerqueda, quienes por la severidad de las lesiones tuvieron que ser trasladados a un hospital de Tehuacán, Puebla.

Amador García Catarino y Lucio García recibieron varias heridas punzocortantes. Los heridos fueron lelvados a un hospital de Huautla de Jiménez, municipio que se localiza a unos 40 kilómetros de distancia.

El agente del Ministerio Público de Huatla de Jiménez inició la averiguación previa número 370, pero hasta ayer por la noche no había detenidos.

Ante esa situación, el presidente municipal ganador, Gabriel García Carrera (PAN, PRD, PT y Convergencia), tomó posesión en una sede alterna al Palacio Municipal, para evitar mayores confrontaciones con los priístas. El lugar elegido fue la agencia municipal de Piedra del Sol.

En el municipio de San Blas Atempa, en la región del Istmo de Tehuantepec, un grupo opositor al PRI incendió una camioneta tras la llegada al poder del priísta Gustavo Marín, quien finalmente pudo tomar el cargo.

En Santa Cruz Xoxocotlán, militantes del PRI incendiaron otra camioneta para protestar en contra del edil José Julio Aquino, a quien le demandan cubrir salarios que no les fueron pagados durante la administración del priísta Argeo Aquino Solís.

La Secretaria de Gobierno, Irma Piñeyro Arias, informó que en 48 municipios no tomaron posesión los presidentes municipales, sino administradores que fueron nombrados por el congreso local y estarán en los ayuntamientos 90 días, en tanto se realicen nuevas elecciones.
La funcionaria estatal mencionó que “en muchos casos las tensiones que se venían viviendo se han quedado atrás gracias al diálogo y el compromiso de cada una de las partes para tomar acuerdos que les dieran certeza a los municipios”.

“Tenemos que lograr que estos problemas vayan quedando atrás en las comunidades y nos ocupemos por atender los problemas de fondo, lograr un trabajo de políticas públicas específicas para acotar el espacio tan profundo de desigualdad social, de pobreza extrema”.

Tránsito Estatal reportó el bloqueo de las carreteras Oaxaca-Cuacnopalan a la altura de Asunción Nochixtlán, misma que fue liberada después de tres horas de permanecer cerrada. Otro bloqueo se registró sobre la carretera Oaxaca-Puerto Escondido, a la altura de la población de Candelaria Loxicha, donde habitantes de este municipio se oponían a la toma de posesión de su edil.

Entre los palacios municipales tomados por inconformes están en Candelaria Loxicha, en la Sierra Sur; San Blas Atempa, Santo Domingo Ingenio, y Santa María Petapa en la región del Istmo de Tehuantepec; además de San Miguel Tenango, San José Tenango San Martín Toxpalan y San Juan Los Cués en la región Cañada. Los palacios donde también hubo protestas están en Rojas de Cuautémoc y Tlalixtac de Cabrera en Valles Centrales.

Un grupo de habitantes del municipio de Santa Cruz Xitla, en el Distrito de Miahuatlán, en la Sierra Sur de Oaxaca, retuvo por horas al munícipe saliente Simón Figueroa Cruz, para presionarlo a que entregue la administración municipal a Juan Irineo; sin embargo las autoridades electorales anunciaron la anulación de la elección.

Ante esta cancelación, el congreso local nombró como administrador municipal a Luis Flores Jiménez, pero éste no llegó debido al clima de violencia en la comunidad. Los habitantes solicitaron la presencia de la Policía Estatal con la finalidad de evitar más hechos violentos y liberar a Figuera Cruz.

De acuerdo a disposición del Congreso del Estado, los administradores estarán al frente de esa función por 90 días, tiempo en el que se deben elegir a las autoridades municipales.

Eso, en el mejor de los casos.

1 comentario:

luis alfonso dijo...

Es verdaderamente inverósimil que uno de los estados más pobres del país, como lo es Oaxaca, tenga 570 municipios. En todo el sureste de la República (Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo) hay 258 municipios, menos de la mitad de los que hay en Oaxaca, que es 2.5 veces más pequeño que el sureste. increible ¿no?

Considerando que el salario mensual promedio de un presidente municipal anda alrededor de 120 mil pesos... Hagan cuentas. A los que les de hueva yo se los digo: Oaxaca paga al mes aproximadamente 68.4 mdp. ¿Será que están tan jodidos? Ahí lo ven ustedes.